>
 

NOTICIA | 11 Nov 2011

Futuro energético insostenible

Noticia

En una rueda de prensa el pasado miércoles 09 de noviembre en Londres La Agencia Internacional de la Energía (AIE) indicó que "el mundo se aproxima a un  futuro energético insostenible" si los Gobiernos no le dan prioridad al tema y  toman "medidas urgentes" para optimizar los recursos disponibles.

 

En lo que se refiere a la escenario medioambiental, Hoaven subrayó que "la puerta se está cerrando" para alcanzar el objetivo propuesto en las cumbres internacionales de mantener el calentamiento del planeta inferior a los dos grados centígrados y afirmo que si no existen inversiones y un compromiso global vinculante por el medio ambiente, con la infraestructura actual (de fábricas, coches, etc) las emisiones que se permitirían hasta 2035 para cumplir con el objetivo de los dos grados se habrán agotado en 2017.

 

En su informe anual, la AIE pronosticó un aumento de un tercio de la demanda de energía en los siguientes  25 años, por lo cual se hace necesario la inversión para de esta manera evitar la crisis de recursos y un riesgoso  aumento de las emisiones perjudiciales para el medio ambiente.

 

38 Billones de dólares en infraestructura energéticas (Dos tercios de la producida en los Estados de fuera de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)) es la cifra necesaria para satisfacer la progresiva demanda, que en un su gran mayoría se originará de países emergentes como China o India desde el año en curso hasta el 2035.


De acuerdo con el análisis de
la AIE, China se convierte en un periodo de 24 años en el mayor consumidor de energía del mundo, aunque Estados Unidos continúa siendo el primero en lo que se refiere a consumo per cápita.


Puesto que las presiones económicas existentes han reducido el precio del crudo, este continúa alto y se augura que se sitúe en 120 dólares en 2035, lo que sin duda  aumentaría a 150 dólares si la principal región productora, Oriente Medio y el Norte de África, no realiza, como es probable que suceda, la inversión necesaria de 100.000 millones de dólares anuales, señaló Fatih Birol, el economista jefe de
la Agencia.


"La nueva situación política en estos países tras las revueltas puede hacer que cambien las prelaciones de inversión y que se deje el petróleo por el gasto social o de otro tipo", indicó el economista.


Briol advirtió que según sus cálculos, la demanda mundial de crudo crecerá de 87 millones diarios de barriles en
2010 a 99 en 2035, sobre todo debido al incremento de vehículos en los países emergentes, hasta una flota de 1.700 millones en esa fecha.